“Se está tanto más cerca de Dios

con los sencillos campesinos y la soledad

                    de los caminos cordilleranos”.

Retrato sin Fondo duo.png
El Venerable Francisco Valdés (1908-1982) fue el primer misionero capuchino chileno, párroco de Pucón y el primer obispo de Osorno. Su vida fue una manifestación de fe, amor y confianza en el Señor, marcada por un amor ardiente a la Iglesia y a los hombres según la espiritualidad franciscana. Llevó la luz del Evangelio de Cristo hasta los lugares más remotos de su amada Araucanía, y entregó sin reservas cada momento de su vida para aliviar a los que sufren cualquier tipo de miseria moral o material. Artífice de la paz entre Chile y Argentina, a su intervención se debe que ambos países sometieran al arbitraje de la Santa Sede el litigio austral que los tuvo al borde de la guerra en 1978.
Oración

 

Señor Jesús,                                      

tu hermano Francisco Valdés

fue pobre y humilde.                      

Lloró con el que sufre.

Fue manso.

Tuvo hambre y sed de justicia.

Fue misericordioso

y limpio de corazón.

Sembró la paz

y fue perseguido por tu causa.

 

Señor, dígnate glorificarlo en la Iglesia

y hacerlo resplandecer

con María, nuestra Madre,

entre los santos del cielo.

Por su intercesión,

danos la gracia que te pedimos. (... pídase) 

Amén.